Proyecto Venezuela

Desde hace años colaboro con las comunidades indígenas de Canaima y Uriman en la Gran Sabana venezolana. Dichas comunidades pertenecen a la etnia pemon. A ambos poblados les separa media hora en avioneta y una hora y media aproximadamente respecto de la ciudad. Ello encarece todos los productos, debido al transporte. Un kg. de leche en polvo  cuesta unos 6 euros. Un saco de cemento, que en la ciudad cuesta unos 6 euros, en los poblados cuesta en torno a los 60.En Uriman, las Misioneras del Divino Maestro, monjas con las que trabajo, tienen una escuela agropecuaria y desde hace un par de años, también un albergue en el que acogen a 40 jóvenes que viven en poblados alejados a lo largo del río o en plena selva o sabana, de ese modo se les facilita que puedan estudiar en la escuela, que tiene unos 300 alumnos, incluyendo a los más pequeños.Una de las necesidades es comprar comida, para los jóvenes que viven en el albergue y para los que, sin vivir en él, realizan allí todas las comidas del día, también para el resto de la escuela; el día que es posible, se les da lo que allí llaman una merienda; vendría a ser la comida nuestra del mediodía, pero muy diferente y siempre en función de las posibilidades del momento. Tenemos otras necesidades, sean de caràcter médico, - en el ambulatorio regentado por las religiosas, gracias, en parte, a la colaboración que recibí años atrás de gente conocida, cuando me encontraba en la  Parroquia de San Félix -, pudimos construir y dedicar una parte del ambulatorio para hospitalización, muy modesta, muy sencilla; también proporcionamos ayuda a algunas familias de Canaima… Necesidades, nunca faltan.Es por dicho motivo que os quiero agradecer, en mi nombre y en el de los que se van a beneficiar, la ayuda que dais desde la Asociación Amor de Déu,  entregándonos el 25% de la recaudación obtenida con la venta de números de la Cesta de Navidad.Este gesto vuestro, tiene mucho que ver con el nombre de vuestra asociación. Es un acto de amor (como otros que seguro también hacéis); Dios mismo nos dice que esto es una garantía de que nuestro amor hacia Él es real, no etéreo, ni desencarnado.Lo dice San Juan: “Cómo podéis decir que amais a Dios a quien no veis, si no amais a vuestro hermano, a quien veis?” (cf. 1 Jo 4, 20). Gracias por ser instrumentos del Amor de Dios.

 Mn. Xavier Serra

 Si alguien particularmente  quiere hacer un donativo, puede hacerlo mediante transferencia bancaria a la cuenta de Unnim Caixa de Sabadell 20590030008000481918 que está a nombre de la Parroquia del Sagrado Corazón de Sabadell y que lleva por nombre “Misiones Venezuela”. Ello os desgrava un 25% en la Declaración de la Renta. Para que os desgrave, tenéis que hacer constar vuestro nombre y apellidos y podéis dar los datos restantes a la siguiente dirección de correo electrónico: xaviervnz@hotmail.com